Caos en el cambio

¿Qué haces cuando todo parece estar de cabeza?


Dentro de ese proceso de cambio, cuando tomas esa decisión y asumes ese cambio de trabajo, de estatus, de ciudad, cualquiera sea tu cambio vas con todo dispuesto a enfrentarlo, una vez comienzas a dar pasos hacia ese cambio que entendemos es un proceso y toma tiempo, el caos puede apoderarse de la situación, solo si tu lo permites. Hay una frase que dice “deja que la mente se calme, y el corazón se abra, entonces todo será diferente”.

El proceso de cambio involucra un desajuste, se te mueve el piso y cuando se te mueve el piso eso es retante, comienzan las emociones a querer hacer su juego y ser las protagonistas, puedes preguntarte “pero y porque lo hice” “tal vez estaba mejor allá’ “ no debí inscribirme a este emprendimiento” y así comienzan a surgir infinidad de pensamientos porque en el proceso de cambio ocurre lo que llama el teórico de la educación Jean Piaget, asimilación y acomodación.

En ese proceso tenemos que construir nuevo aprendizaje y todo eso es retante ¿usted ha visto cómo se frustra un estudiante ante un concepto nuevo? ahí está ocurriendo el proceso y una vez el cerebro hace “click” y dice: “ya entendí”, entonces todo comienza a fluir, hoy te quiero compartir 3 maneras que puedes utilizar para ayudarte a mantener la calma en el caos y que puedas dentro del proceso de cambio crecer en todas las áreas.

1. Toma tiempo para ti, para meditar para tener contacto con la naturaleza, sal a caminar, a nadar, ve a la playa, camina descalzo, disfruta del atardecer.

2. Haz algo a diario por alguien, un mensaje, un café, una nota, cuando podemos mirar al lado y ver que todos pasamos por situaciones retantes dejamos de sentir lástima por nosotros mismos y a entender que podemos ser de bendición en la vida de alguien, si tienes clientes o empleados haz algo especial por ellos, mira a tu lado.

3.Organízate, haz tu lista de tareas diarias, de esta manera sabes que es lo que debes hacer, a veces sentimos que todo es caos pero realmente no lo es, es simplemente que aun no estamos organizado, cuando colocas todo en orden ves que tiene prioridad y que debe esperar, por ejemplo: cuando no tienes un budget mensual compras aquí, pagas allá y no sabes con cuanto dinero cuentas, se te atraso esto o aquello, sin embargo si haces un presupuesto todo estará organizado y sabes que y cuando debes pagar y con cuanto dinero cuentas.


Estas 3 maneras son en las que puedes tener el control y ayudarte a vencer ese cambio, no desesperes, todo nos enseña y verás que todo estará bien.


1 vista

© 2019 Creado por Design 3Media 414.3971363