Tiempo para cambiar

En el proceso, mantener la calma es clave.


Que retante es a veces esperar, que retante es a veces vivir los procesos, a veces deseamos tener una varita mágica y que todo fuera como imaginamos. La resistencia al cambio solo nos perjudica a nosotros.

Crecemos con una enseñanza arraigada a nuestro ser, por ejemplo aprendimos a limpiar de cierta manera, “mi madre me enseñó así y a ella mi abuela”, así sigue una cadena y probablemente en ese momento se limpiaba de esa manera porque era lo mejor que podían hacer, tal vez no habia tanta informacion relacionada a los detergentes tóxicos como ahora.




Te cuenta una historia rapidito, para la cena familiar una joven preparaba un pedazo grande de jamón y antes de meterlo al horno, cortó un gran pedazo de él, su novio le pregunta, “¿por que le cortas ese pedazo tan grande?”, a lo que ella contesta: “dice mi mamá que cuando lo cortas sabe mejor”, el le dice: “pues llamemos a tu mamá a ver cual es el secreto”, cuando llaman a su mamá ella les dice que fue su mamá quien lo hacía y su sabor era delicioso, llamaron entonces a la abuela a lo que la abuela le cuenta que su horno era muy pequeño y para poder cocinar el jamón completo debían cortarle un pedazo. A veces nos pasa así, repetimos patrones sin saber el porqué, simplemente porque así lo aprendimos y de manera automática hacemos las cosas, los cambios requieren esfuerzo y tiempo, trabajo consciente y persistente de nuestra parte.


Construir nuevo aprendizaje es un proceso retante porque va contra todo lo que ya tenemos arraigado en nuestra mente consciente y subconsciente, cuestionarlo todo puede ser la clave para desaprender y construir nuevo aprendizaje que te lleve a traspasar los cambios con éxito. Los cambios son un proceso y los asimilas mejor cuando:


1.Te comprometes contigo , ¿qué es lo que quieres lograr? hazlo por ti, cuando baje de peso hace algunos años atrás tenía claro que me sentía cansada y mi salud se estaba viendo afectada así que me comprometí, en el proceso fue clave el compromiso consciente.


2. Trázate metas, proponte metas a corto y a largo plazo, conectar con 2 personas al día, utilizar una agenda, cualquiera sea ese objetivo escríbelo.


3. Cambia tus hábitos y esta va de la mano con la número uno y número 2, cambiar hábitos es importante para alcanzar ese gran cambio, llénate de información valiosa.


Si tantos años hemos estado escuchando que no se puede, que es difícil, que eso no funciona, cuan pegado esta esto a nuestro ser, por eso es importante renovar tu mente, en tus pensamientos comienza todo, si vas a vivir unos años a la casa de chef, te aseguro que saldrás de ahí conociendo muchas recetas y mucha información valiosa del arte de cocinar, ¿haz visto familias enteras que desarrollan la misma profesión?. Los niños crecen rodeados de estos temas y en ello se convierte, utiliza esto a tu favor y comienza a introducir al disco duro de tu cerebro la más valiosa información que te transforme para bien y te impulse a lograr tus objetivos.


4 vistas

© 2019 Creado por Design 3Media 414.3971363